modabit

www.modabit.com

¿Conocés a Agustina Saquer?

21/12/2011 | 00:12

Imágenes

Videos

La pasión por el diseño y los colores vienen desde su infancia. Con el tiempo y luego de adquirir experiencia se arrojó a cumplir su sueño: fundar una marca propia.Por Agustina CampbellModa, Tendencia. 

Salto del clásico showroom de los creadores que empiezan a incursionar en la industria de la moda, a inaugurar su primer local en los próximos días (el día estimado es el 15 de febrero). Costa Rica y Armenia es el lugar elegido para desembarcar por primera vez junto a los mejores exponentes del diseño independiente nacional.

Además este año debutó en el clásico Mar del Plata Moda Show, una de las pasarelas más importantes del verano arentino.

¿Cuál es su propuesta que impacta a las mujeres? Sweaters, tapados, bolsos, accesorios, gorros, en colores vivos, bordados y texturas pensado como un producto exclusivamente femenino y delicado, muy alegre, enérgico y positivo.

- ¿Cómo surgió tu vocación como diseñadora? ¿Y cómo te formaste?

Desde chica estuve en contacto con el diseño y la moda, ya que mi familia tiene un negocio de hilados, Milana, desde hace 40 años aproximadamente. Comencé con pocos años a trabajar ahí, y todo lo que posteriormente se transformo en esencial para mi vocación, empezaba incipientemente a aparecer por entonces. Me refiero a los colores, y en menor medida los hilados, dos ejes temáticos en mi vida.

Más adelante quise darle cierto marco conceptual a todo eso, por lo que decidí iniciar estudios universitarios. En Buenos Aires, estudié relaciones publicas, para luego, en Firenze, Italia, abocarme definitivamente al diseño de moda, que fue útil para encauzar mi vocación.

De todos modos, no soy de seguir las tendencias, creo ser mas intuitiva en el proceso creativo: me inspira más una vestimenta vernácula de cualquier región del mundo, o los colores de un caleidoscopio, que lo que pueda recabarse como tendencia de las principales fuentes del mundo.

- ¿Cómo influyo el negocio familiar en lanzarte a la industria textil?

Entiendo que fue fundamental: podría decirse, en términos figurativo, que nací sobre un ovillo. Como te comentaba antes, comenzar desde niña a trabajar (de algún modo jugando) en el negocio familiar, me fue permitiendo conocer la industria desde adentro. Para cuando quise tomar mi camino, de un modo espontáneo, casi involuntario, ya conocía gran parte del negocio.
No solo encontré allí el germen de mi temática, el color, sino que además aprendí a familiarizarme con el cliente y la venta, así como cuestiones sobre el proceso de diseño y desarrollo de hilados, algo muy característico de Milana.

Creo que toda mi familia ha contribuido en mi formación: desde mi madre, quien a pesar de no estar vinculada al rubro, siempre vi vestir de colores, hasta mi tío, pasando por mi padre y mis hermanos, todos vinculados a la empresa.

- ¿Qué es lo que te apasiona del diseño y a quién admiras?
En lo personal, asocio el diseño más a un marco conceptual que a un acto en sí. El diseño me dio herramientas que me permitieron ordenar y plasmar lo que aparece en mi cabeza, producto creo yo de eso que llaman “inspiración”. En ese sentido, me veo más como una artista que como una diseñadora. Lo que caracteriza al diseño de hoy es la estacionalidad y la fugacidad de las colecciones y de la tendencia, de las modas en general. Aunque todo vuelve, todo rápidamente queda pasado de moda.

Busque, y continuo buscando, apartarme de esas pautas que rigen hoy no solo el mundo de la moda, sino el de la producción y el consumo todo. Es aquí también donde me siento más artista que diseñadora: frente al método fordista/tailorista de producción, intento contraponer uno cuasi de artesano. Cada creación está concebida en el intento de perdurar, de trascender una moda, no solo desde el punto de vista del diseño, sino además por la materialidad con la que es ejecutada. La tentativa de alcanzar un producto distinto, colorido y alegre, es para mí la base de una colección.

Admiro a varios diseñadores y marcas no tan conocidos por acá, a veces ni siquiera conocidos para la gente del palo, como habituamos llamarnos, pero que proponen realmente cosas novedosas. De los generadores de tendencia, me gusta Dolce&Gabbana.

- ¿El gobierno y la industria incentiva a los emprendedores?

Sin entrar en consideraciones políticas y en valoraciones, creo que sí. Particularmente tuve una muy buena experiencia este año en China, en una ronda de negocios organizada por el Gobierno. Aun cuando la Argentina ha ido perdiendo la competitividad que originalmente se obtuvo con la devaluación, el Gobierno busca fomentar las exportaciones de industrias no tradicionales, con mayor valor agregado.

- Contame de tu nuevo proyecto en Palermo. ¿Cómo se dio el salto de un showroom a uno de los polos más importantes de la moda en Buenos Aires?

Respecto a este nuevo paso que comenzamos a dar, fue algo que se presento, como todo, gradualmente, casi sin proponérmelo. Hago lo que me gusta, creo que esa es la clave; es la base de todo el crecimiento que, involuntariamente, fui teniendo.

Me encontraba en la disyuntiva de mantenerme como estaba (incluso de tener que achicarme, porque todo estaba tomando una dimensión más propia de una empresa que de un micro emprendimiento), o de dar un salto. Esta opción implicaba, previo a lo que viene, reestructurarme y transformarme en una empresa, y no hablo solo en términos societarios, sino a nivel de procesos.
Conocí hace unos años a mi socio, que por entonces había dejado un holding de marcas argentino para abocarse al desarrollo de una empresa que estaba creando. Esa empresa era una Traiding, que básicamente comercializaba producto nacional en mercados exteriores. Por intermedio de una amiga y diseñadora en común, que trabajaba con él, llego a mi showroom y, según sus palabras, alucino (mas allá del producto en sí) con el concepto. Luego de cerrar una serie de buenos negocios juntos, de muchas charlas y de encontrar que compatibilizábamos y nos complementábamos muy bien, forjamos una sociedad en la que, hoy por hoy, los roles están muy definidos: yo abocada a crear, y él a pensar. Vino a aportarle a la empresa todo lo que estructuralmente por entonces comenzaba a necesitar implementar, y es junto a quien establezco las pautas de crecimiento. Así es como, luego de un año de preparación a nivel productivo, daremos apertura en la próxima temporada de invierno a nuestro primer local en el barrio de Palermo Soho.

¿En qué otras parte se puede ver tus diseños además de Buenos Aires (Otras provincias) y la Argentina?

En Argentina estamos prácticamente en todas las provincias, con presencia en diversos locales multimarca, algunos de renombre. Esporádicamente realizamos ciertas exportaciones a algunos destinos particulares, y en otros mantenemos una regularidad, como es el caso de Uruguay.

- Por último, me podrías anticipar la colección de invierno.

Siempre me gustó mucho viajar, puede decir que es de las pocas adicciones que tengo. Viajo cada vez que puedo, por placer y por trabajo, y cuando es por esto último, trato de combinarlo con lo primero.

Este año fue un año en el que viaje, por diversas circunstancias, particularmente mucho, a lugares muy disímiles unos de otros. Pese a la globalización de la que tanto se habla, tuve que forjarme una visión miscelánea del mundo, que recoge mis diversas percepciones de la diversidad de los diversos lugares.

Así es como “Los Viajes” y lo recogido en ellos, serán el eje temático de nuestra nueva colección Invierno.

Para conocer la temporada vernoa 2012 vistá su original página web: www.agustinasaquer.com.ar.

#TEXTO#
     
#TEXTO#
#TEXTO#